miércoles, 30 de septiembre de 2009

Por el Rockdri

.................................................................

Le decían Rockdrigo y El Profeta del Nopal; se llamaba Rodrigo González. Su importancia radica en haber sido el principal exponente del Rock Rupestre y en morirse en la Ciudad de México en el terremoto que aconteció en septiembre de 1985. Aunque, según la opinión de algunos, no era un excelente músico, creo que es el único al que le quedaría ser llamado El Bob Dylan Mexicano, con sus obvias y necesarias diferencias. Si musicalmente no hubiera podido figurar hasta nuestros días, es posible que sus letras hubieran alcanzado niveles más altos a los que mostraron (que no es poco, y abajo está el ejemplo).

A veces pienso que una rola del Rockdrigo es mejor que otra y siempre tengo una distinta. Ésta es la que en los últimos días me ha parecido inmejorable; nada más hay que ver las imágenes que proyecta.

Y bien. A 24 años de la muerte de su autor disfruten

..................................................................

.

ROCK EN VIVO

.

No falta nada

en la estructura del smog,

los zapatos viejos

y las caras oxidadas.

Las máquinas rugen feroces

sobre Antonio Caso;

sombras que entran y salen oliendo a cerveza.

.

Clavado en una idea

volteo a ver si aterrizas.

Me asomo al reloj

y es más que un calendario.

Sospecho que allá afuera

sólo hay desconocidos;

figuras de cera que pasan sin decir tu nombre.

.

No, no hay manera

de regresar la cinta.

Tu amor fue un rock en vivo…

dos, tres manchas de tinta,

un requinto de jazz

-fugaz e improvisado-,

una imagen en el aire de un pintor

apresurado.

.

Ya todo es esquema

desde que partió tu barco.

Máquinas, sistemas,

estructuras… Sin embargo,

un acorde vuela,

me platica de una isla.

Y un navegante herido para tras tus ojos.

.

Traigo en mi entraña

un pedazo de aerolito.

Me doy algo de maña

pero no me comunico.

Un extraño me ha dicho

que navegas lejos,

en busca de tierras lejanas, calor y azulejos.

.

No, no hay manera

de regresar la cinta.

Tu amor fue un rock en vivo...

dos, tres manchas de tinta,

un requinto de jazz

-fugaz e improvisado-,

una imagen en el aire de un pintor

apresurado.

.

.........................................................

1 comentario:

El único límite para tus comentarios es que se refieran a lo que he puesto en la entrada. En mi dirección de correo electrónico recibo tus opiniones sobre asuntos distintos a los de este blog.
Tlasokamate.