viernes, 13 de diciembre de 2013

Viernes trece.

No encuentro el tiempo,
el cielo huele a cebo.
¿Serán las horas
amantes de Morfeo?
Ya no presiento,
se han ido a un viaje eterno
la fe, la duda,
la ciencia y lo que creo.
Relojes mueren
tan sólo de recuerdos,
y luego pasa
la vida sin aliento.
Se va lo cierto
y queda aquí el pretexto
de dar por vivo
a lo que ha estado muerto.

Me canso y sigo,
la causa pierde efecto,
y entonces brilla
un hueco de silencio.
Me está pudriendo
el hígado el veneno
y doy un sorbo,
que mata más el miedo.
Si pienso existo,
si existo ya no pienso;
es relativo
comer, reír... el sueño.
Ya estoy flotando,
mejor me quedo quieto.
Que vuele Psique;
pies, vivan en el suelo.

Nunca un texto mío en el que predomine la escritura automática ha logrado mi aprobación para ser publicado. Quizá mañana ya quiera modificarle el ochenta por ciento, pero hoy se queda así.

Orizaba, Veracruz, a 13 de diciembre de 2013.

jueves, 16 de mayo de 2013

Por Juan Rulfo

Disculpen, esto es prosa.

Hoy cumples años tú,
el verdadero padre de todos los Páramo.
¿Felicidades Juan Rulfo? No lo sé.
Sé que es feliz tu fantasma,
vagando por los desolados paisajes de tus obras;
sé que somos felices tus lectores
(antes, durante y después de la lágrima),
felices porque existe la poesía.

viernes, 8 de marzo de 2013

Todo el palpitar de una canción.

Hoy me acordé de don Agustín Lara y su "Mujer", gracias a que todo mundo se llena la boca con el único día del año que es internacionalmente reconocido como de y para la mujer. La influencia del músico poeta se mezcló con otras en mi mente y logré esbozar lo siguiente. Sé de uno de mis hermanos del alma que aplaudirá la extensión del texto, la cual, por cierto, contrasta con el enorme significado que poseen estas palabras. (El que tenga oídos oiga).


MUJER

Eres mi divino yo
y eres mi yo pecador.
Yo soy tan tú como tú,
que eres tan yo como yo.

Orizaba, Veracruz, a 8 de marzo de 2013.


Dedicado a todas las mujeres, empezando por las que a lo largo de mi vida han estado tan cerca de mí.